• to guide you with your purchases write us at +51 923 379 050

Machu Picchu

Ideas sobre la ciudadela en los textos antiguos

Manuel Gómez Buroz

A la fecha no se han encontrado registros escritos antiguos que hagan mención a Machu Picchu. Algunas ideas sueltas aparecen sobre la magnificencia de la arquitectura inca, lo majestuoso de sus caminos y el significado sagrado de cada estructura. Revisemos e imaginemos la historia, una forma diferente de explorar. 

Pedro de Cieza de León

Escribió la “Crónica del Perú: Señorío de lo incas yupanquis y de sus grandes hechos y gobernación”, entre los años 1540 y 1550. Se conoce como el primer relato vivo de la época. Su palabra está sesgada por la fe y teñida por la sangre de la conquista. Sin embargo, tal como lo veremos a continuación, se asombró con lo que sus ojos captaron del nuevo mundo.


“Una de las cosas de que yo más admiré contemplando y notando las cosas de este reino fue pensar cómo y de qué manera se pudieron hacer caminos tan grandes y soberbios como por él vemos y qué fuerzas de hombres bastaron a lo poder hacer y con qué herramientas y estrumento pudieron allanar los montes y quebrantar las peñas para hacerlos tan anchos y buenos como están.” (Cieza de León, p.329)


Maravillarse no es algo difícil cuando se recorren estos caminos. Su diseño y estructura parecieran haber necesitado de tecnología mucho más reciente. Así, nos vemos sujetos a considerar que los avances encontrados, se habían adelantado al occidente antiguo.


“Ciertamente creo en todo su poder, para ello no fuese poderoso ni fuerzas de hombres lo pudieran hacer, si no fuese con la orden tan grande que para ello los Ingas mandaron que hubiese. (...) algunas partes mirando abajo se quita la vista y algunas de estas sierras derechas y llenas de pedreras. Por otros lugares había subidas tan altas y ásperas que hacían desde lo bajo escalones para poder subir por ellos a lo más alto, haciendo entre medias de ellos algunos descansos anchos para el reposo de la gente.” (Íbid, p.330)


Lo que hoy es un camino turístico para trekking, en la antigüedad fue el camino real que facilitaba la comunicación y comercio entre las distintas ciudades del imperio. Las rutas se entrecruzaban bajo una forma perfecta: “de estos caminos reales había muchos en todo el reino, así por la sierra como por los llanos. Entre todos cuatro se tienen por los más importantes, que son los que salían de la ciudad del Cuzco.” (Íbid, p.330) 


Inca Garcilaso de la Vega


Gómez Suárez de Figueroa, mestizo de sangre real nacido en Cusco, describió en sus “Comentarios reales de los incas”, el mundo originario de su madre en la lengua de su padre, el español. Su crónica observada le confirió el rol de testigo y la responsabilidad del legado escrito. 


“[Los incas] Creían que había otra vida después de ésta, con pena para los malos y descanso para los buenos. Dividían el universo en tres mundos: llaman al cielo Hanan Pacha, que quiere decir mundo alto, donde decían que iban los buenos a ser premiados de sus virtudes; llamaban Hurin Pacha a este mundo de la generación y corrupción, que quiere decir mundo bajo; llamaban Ucu Pacha al centro de la tierra, que quiere decir mundo inferior de allá abajo, donde decían que iban a parar los malos, y para declararlo más le daban otro nombre, que es Zupaipa Huacin, que quiere decir Casa del Demonio.” (Gómez, p.84)


La ciudad más alta del antiguo Perú, acercaba a sus habitantes con el mundo del Hanan Pacha, donde el cóndor, desplegaba sus alas, descendía al mundo terrenal y, luego en su vuelo, los conectaba con el cielo. De esta forma, en las ceremonias, algunos “(...) se jactan descender y haber sido su origen de un cúntur [cóndor].” (Gómez, p.300)


Machu Picchu probablemente tiene más incógnitas que metros cuadrados de construcción. Visitar esta maravilla del mundo parte por permitirnos aceptar que la humanidad es en sí misma el reducto de la memoria colectiva. Cuando llegues al mirador, observarás el presente e imaginarás el pasado de inmediato, porque explorar, también es la búsqueda de respuestas.


¡Descubramos el mundo juntos! 

-----

Fuentes:

Cieza de León, P. (2005). Crónica del Perú. El señorío de los Incas. Fundación Biblioteca Ayacucho.

De la Vega, G. (1985). Comentarios reales de los Incas. Fundación Biblioteca Ayacucho.